Click here for Myspace Layouts

lunes, 1 de septiembre de 2008

¿Qué beneficios trae el reciclaje?

Al igual que los problemas originados por la excesiva generación de residuos, los beneficios del reciclaje se encuentran en el ámbito económico, ambiental y socio-cultural.

En lo
económico, los beneficios se obtienen principalmente en el ahorro de materia prima nueva, ya que fabricar productos a partir del reciclaje reduce considerablemente los costos y, por ende, se produce un ahorro que al final beneficia al consumidor. Por ejemplo, fabricar acero a partir del reciclaje de chatarra reduce en un 90% el uso de minerales vírgenes.

También se obtienen significativos ahorros de energía y agua, ya que se requiere una cantidad mucho menor de estos componentes para el proceso de reciclaje que para la producción a partir de materia nueva. En el mismo caso de la fabricación de acero a partir del reciclaje de chatarra, se genera un 74% de ahorro de energía en procesos de producción.

Otros beneficios económicos los obtienen las personas, instituciones u organizaciones sociales que separan los desechos para comercializarlos, ya que pueden venderlos a empresas recuperadoras o canjearlos por otros productos. En el caso del reciclaje de acero en Chile, la empresa Gerdau AZA compra toda la chatarra que recibe, principalmente a través de su red de chatarreros.

Adicionalmente, el reciclaje disminuye la cantidad de residuos sólidos que llega a los lugares de disposición final, lo que significa importantes ahorros en los gastos de transporte y depósito.

Reciclar crea nuevas fuentes de trabajo, porque genera posibilidades de desarrollar pequeñas y medianas empresas, o de incorporar y usar nuevas tecnologías.



Para los habitantes de la ciudad, reciclar significa ahorrar los costos municipales del retiro de la basura domiciliaria. Las municipalidades que implementan estos programas de reciclaje también ahorran recursos, los que pueden invertirse en proyectos para la comunidad, como instalación de luminarias, mejora de áreas verdes y actividades de esparcimiento, entre otras.

En lo que se refiere a los beneficios
ambientales del reciclaje, lo central es que el ahorro de materias primas reduce la sobreexplotación de los recursos naturales, además de utilizar menos energía y agua. Otro beneficio ambiental, es la disminución de la contaminación. Por ejemplo, reciclar chatarra baja en un 88% las emanaciones a la atmósfera y en un 76% la contaminación del agua.

En último término, reciclar a escala masiva significará que en el futuro existan menos vertederos ilegales, lo que beneficiará a la comunidad y su entorno.

En el ámbito
socio-cultural, la masificación y formalización del reciclaje conduciría a que grupos de personas que hoy trabajan recolectando material, puedan contar con empleos de ingresos más estables, lo que conlleva una mejor calidad de vida.